Ruta por el Triángulo Blanco de Cádiz: Alcalá del Valle , Setenil de las Bodegas y Olvera

La provincia de Cádiz es muy rica en cultura, gastronomía y patrimonio. En esta ruta te enseñamos el itinerario que nosotros hicimos para conocer tres pueblos blancos de la provincia, que forman geográficamente un alargado triángulo. Una escapada perfecta para alejarte del estrés más urbanita y disfrutar a un ritmo mucho más lento de los placeres de la vida, sobre todo de viajar. En solo un fin de semana descubrirás la belleza de este Triángulo Blanco gaditano (mapa incluido).

Alcalá del Valle, Setenil de las Bodegas y Olvera: itinerario de la ruta

En un principio, sólo íbamos con la intención «equivocada» de conocer Setenil de las Bodegas. Gracias a un mapa, descubrimos este triángulo de pueblos blancos en el noreste gaditano, muy cercanos entre sí.

Día 1. Alcalá del Valle

Es una ruta perfecta para hacerla en coche, aunque hay excursiones, así que la mejor opción es alojarse en este pueblo de agricultores y ganaderos, principalmente, para no llevarte horas buscando aparcamiento.

Lo que nos resulta más curioso es el origen de esta población, cuando en el siglo XV algunas familias musulmanas de Setenil de las Bodegas, bajo dominación cristiana, pide fundar un pueblo donde continuar con sus costumbres, su religión… Así nació Alcalá del Valle.

Desde nuestros ojos viajeros, este pueblo tiene uno de los atardeceres más bonitos que hayamos visto nunca. Concretamente, desde el mirador del Hotel Las Errizas. ¡Una puesta de sol espectacular en el Triángulo Blanco!

Atardecer en Alcalá del Valle

Nuestro alojamiento en la Ruta del Triángulo Blanco: Hotel Las Errizas (Alcalá del Valle, Cádiz).

Otros atractivos son el manantial de Fuente Grande, la Dehesa del Tomillo y el Cortijo de La Cacería, a las afueras del núcleo poblacional.

Día 2. Setenil de las Bodegas

Escuchábamos tanto hablar de «las casas dentro de las cuevas» que estábamos deseando de verlas con nuestros propios ojos. Sin duda, es así. El segundo día te recomendamos que sigas nuestra ruta y lo pases casi al completo en Setenil de las Bodegas.

Es un pueblo blanco con entramado de bonitas casas encaladas que se cobijan a la sombras de las cuevas. Quizás lo mejor sea por comenzar en la parte más alta e ir bajando en círculo o espiral hasta las céntricas y principales Cuevas de Sol y Sombra, almorzar en uno de sus restaurantes floreados y terminar el día con un paseo junto al río Guadalporcún, que atraviesa el pueblo.

Además del declarado Centro Histórico-Artístico, te sugerimos ver alguna de sus cuatro ermitas y contemplar desde lo más alto de este pueblo blanco el Castillo o Fortaleza nazarí.

PD: no te vayas sin probar sus chacinas artesanales o sus dulces. Muy importante merendar churros con chocolate en el puesto que hay junto al río Guadalporcún, en la calle principal.

Día 3. Olvera

Uno de los pueblos blancos con más encanto de Cádiz. A tan sólo de 10-15 minutos aproximadamente encontramos el tercer vértice del Triángulo Blanco.

Calles muy empinadas con bajas casas de cal blanca para rebajar las altas temperaturas te esperan. Un paseo por éstas hasta llegar a la Casa Consistorial te sirve para dejarte llevar e inspirarte por Andalucía.

A ritmo lento descubrirás, para terminar esta ruta, el Castillo de Olvera, desde donde mejor se contempla la Parroquia de Nuestra Señora de la Concepción.

Si te gusta el senderismo, recorre la Vía Verde. Se trata de un antiguo intento de recorrido ferroviario para unir localidades de la comarca, que no llegó a término, pero actualmente ideal para disfrutar de los paisajes de la serranía, del río Guadalete, etc.

3 thoughts

  1. #AyyyPagreee que interesante y bello están los alrededores de la provincia de Cádiz, sin duda para mi, el que me causa más curiosidad son las casas dentro de las cuevas, ¡impresionante! Gracias por compartir y dejarnos buenos tips.

Deja un comentario