Ruta por el Parque Natural de Sintra – Cascais en 5 días: itinerario de viaje (Portugal)

Hemos hecho 4 rutas diferentes en Portugal. Hace varios días hicimos la última recorriendo en coche el Parque Natural de Sintra-Cascais. Palacios, miradores, arte, gastronomía… En esta publicación os detallamos nuestro road trip por Portugal en 5 días; un itinerario de viaje donde destacamos qué ver y qué hacer en Sintra y en Cascais. ¡Allá vamos!

Parque Natural de Sintra – Cascais en 5 días: itinerario de viaje

  1. Sevilla – Quinta das Murtas, Sintra
  2. Palacio Nacional – Palacio da Pena – Castillo dos Mouros – Bahía de Cascais
  3. Cabo da roca – Casal Santa Virginia – Azenhas do Mar – Quinta da Regaleira – Estoril
  4. Palacio de Monserrate – Praia Grande, Arribas – Fortaleza Nossa Senhora da Luz
  5. Quinta das Murtas – Tavira – Sevilla

Portugal es perfecta para recorrerla cualquier mes del año y por cualquier vía. Quizás ahora, tras la llegada del coronavirus, la situación sea más propicia por la considerable bajada del turismo, evitando largas colas y aglomeraciones.

Por otro lado, pocos kilómetros hay entre un punto y otro de la ruta, pero el trayecto puede resultar más lento por las vueltas que se dan. Estar en un Parque Natural tiene sus desventajas también. De una u otra forma, las carreteras están en perfecto estado y el parque cuentas con espectaculares miradores.

Al final de esta entrada te vas a encontrar con un mapa que hemos creado con todas nuestras visitas, la ubicación de nuestro alojamiento, sitios donde comer y todas las localizaciones que puedes necesitar. ¡Te detallamos la ruta!

Día 1. Sevilla – Sintra. Llegada a Quinta das Murtas

Salimos de Sevilla y hacemos una primera parada en Huelva para comer algo. Nada de carreteras convencionales; autovía de Huelva A-49 y autopista portuguesa. Paralelo al Algarve portugués en todo momento, llegamos hasta Faro y continuamos hasta Sintra por la autopista portuguesa.

El peaje luso es otro mundo; se paga por trayecto y sólo hacemos un primer registro de nuestra tarjeta de crédito o débito al principio de la autopista, cuando cruzamos la frontera.

¡Atención al peaje! A nosotros nos dio problemas este registro, así que compramos una tarjeta prepago de 10€ en la siguiente gasolinera y registramos la matrícula en la web que aparece en el reverso de la misma. Es muy sencillo y cómodo. Si agotas los 10€ en peajes, recibes un sms de aviso en tu móvil para hacer una recarga.

Llegamos a Sintra a media tarde, antes de lo previsto. Para esta ruta elegimos la Quinta Das Murtas, una casa señorial del siglo XIX, ubicado a pocos minutos a pie del Palacio Nacional y a pocos kilómetros del colorido Palacio Da Pena y el Castillo Dos Mouros.

Entrada principal de la Quinta das Murtas

¡Nuestro hotel! Dedicaremos en otro momento un post especial sobre la Quinta das Murtas, puesto que el sitio lo merece. Mientras tanto, en nuestros destacados de Portugal, en Instagram, puedes encontrar algunos detalles en fotografía y vídeo. El enclave es espectacular, en pleno Parque Natural, y la decoración es preciosa. Si quieres hacer nuestra ruta o conocer simplemente Sintra, te recomendamos reservar aquí.

Para cenar, nos dejamos llevar por las reseñas de Google y coincidiendo con la sugerencia del recepcionista, comimos en el Restaurante Dom Pipas, a pocos metros de la estación de trenes. Aquí comienza la adicción al paté de sardinas como entrante.

Día 2. Palacio Nacional, Da Pena, Castillo Dos Mouros y Cascais.

Sintra cuenta con varios palacios. Nosotros empezamos por el Palacio Nacional. Puede que lo hayas visto al llegar a la ciudad, porque dos enormes cónicas chimeneas coronan el edificio y se pueden observar desde muchos sitios de la zona.

En pleno Centro Histórico de la ciudad se encuentra este gran palacio de origen árabe y renovado en el siglo XV al estilo manuelino. La entrada cuesta 10€ y merece bien la pena. La Sala Dos Brasoes tiene algunos de los azulejos más antiguos de Portugal.

Palacio Nacional

A pocos minutos en coche llegas al Palacio Da Pena. Nosotros subimos en tuc tuc. El precio oscila entre 30€ y 50€. Si el presupuesto es reducido, haz esta subida en coche. Si prefieres taxi, debes saber que sólo pueden viajar dos personas debido a la crisis del coronavirus.

El Palacio Da Pena es del siglo XIX, lugar de residencia de la realeza. Este palacio de estilo romántico Tiene la entrada más caro de todas las visitas que vayas a hacer en Sintra: 14€ por adulto. De igual forma, es uno de los imperdibles. Jardines por doquier bien cuidados y con una gran variedad de flora hasta llegar al colorido e increíble Palacio Da Pena. Un tentempié y continuamos con la visita. No olvides planificar esta visita en cuanto a tiempo se refiere. Es el sitio donde más tiempo se invierte y el recinto es muy extenso.

Palacio da Pena

¡Recomendación! Cuando termines la visita del Palacio Da Pena, haz el recorrido largo; bajada andando hasta el centro histórico de Sintra. Se hace por el Castillo Dos Mouros. Más allá de ser una simple fortificación, ofrece unas vistas espectaculares del Parque Natural de Sintra-Cascais. El mirador es impresionante.

Después de un día completo de largas caminatas por el parque, directos al coche para buscar un sitio donde cenar. Nos lanzamos rápido a la carretera rumbo a Cascais, al oeste de Portugal, con una colorida bahía y mucho ambiente como buena ciudad costera.

¡Curiosidad! Siendo un país con tanta tradición en cuanto a fútbol se refiere, pocos estadios vimos. El primero de ellos fue aquí, en Cascais, donde curiosamente se jugó el primer partido de fútbol de Portugal.

Ver atardecer en la Bahía de Cascais junto al Palacio Seixas es una de las cosas más bonitas de la ruta, así que te aconsejamos que vayas por la tarde sigas al pie de la letra nuestra ruta o no. Para rematar el día, cenamos en el Flamingo Café, con una carta muy variada y buena comida. ¡Y nuevamente paté de sardina!

Atardecer en Cascais

Día 3. Cabo da Roca, Azenhas do Mar, Palacio da Regaleira y Estoril.

Difícil elegir el día más especial de la ruta, pero el tercer día fue espectacular, no cabe duda. Desayunar en la Quinta das Murtas es especial, con vistas a los jardines, música ambiente, dos loros y dos cacatúas, en pleno Parque Natural… ¡Un sueño!

La mañana empezó con mucha niebla, como puedes ver en el IGTV que hemos publicado en Instagram. Aún así, pusimos rumbo al Cabo da Roca y a pesar del tiempo, disfrutamos de uno de los mejores miradores de la zona. Es el punto más al oeste del continente europeo y las vistas son espectaculares.

Cabo da Roca

Seguimos subiendo por la costa lusa hasta Casal Santa Virginia, donde estuvimos a punto de reservar por su ubicación, en un acantilado de la costa de Colares. Tiene un mirador precioso y el lugar es apto para los fotógrafos amantes de Instagram, como es nuestro caso. Además, cuenta con un paseo que serpentea el acantilado hasta ponerse a pocos metros del turbulento Océano Atlántico.

Casal Santa Virginia

Última parada para descansar y comer a poco kilómetros, en el escondido y encantador Azenhas do Mar, con largas escalinatas de madera, frente al océano y en el restaurante que lleva su nombre, uno de los más aclamados de la zona por su marisco, pescado y lozalización.

Terminamos la tarde recorriendo la Quinta da Regaleira, ya de vuelta en Sintra. La entrada cuesta 10€ por adulto y con ella accedes al palacio y a sus jardines, donde se ubica uno de los mejores momentos de nuestra ruta: la bajada por el pozo de iniciación. Se trata de un pozo donde se llevaban a cabo rituales masónicos de iniciación.

¡No te quedes arriba! Desciende por los nueve descansillos en espiral hasta el final del pozo, donde hay una rosa de los vientos en mármol. Continúa por las galerías subterráneas y saldrás a un precioso espacio para los sentidos, donde el agua en cascada es el gran protagonista.

El Palacio da Regaleira se recorre en apenas 15 minutos. Su interés está en el mélange de estilos en su fachada: manuelino, neogótico, romántico… Sea como fuere, es una auténtica joya arquitectónica imperdible.

Pozo iniciático, Quinta da Regaleira

Agotados, pero animados por el simple hecho de estar viajando, terminamos de nuevo en la carretera para conocer un poco Estoril, «la Marbella portuguesa», como nos la describió el recepcionista de nuestro alojamiento. No es una ciudad costera de grandes atractivos, aunque resulta interesante ver el Casino Estoril, recreado en 007 Al servicio secreto de su Majestad.

Día 4. Palacio de Monserrate, Praia Grande y Fortaleza de Nossa Senhora da Luz.

Sin bajar la guardia viajera, pero sí la intensidad, llegamos a media mañana al Palacio de Monserrate. No basta con una descripción y nos hartamos de fotografiar este palacio. Posiblemente, este palacio romántico del rico vizconde inglés Francis Cook fuese nuestro favorito. Entrar cuesta 8€ por adulto. Nos resulta curioso que sea el más ignorado o desconocido de todos los palacios de Sintra.

Palacio de Monserrate

Nos apetecía almorzar en la costa, así que almorzamos en Praia Grande, junto al gran Arribas Hotel. Las vistas inmejorables y una enorme playa apta para los apasionados del surf, así que el espectáculo está asegurado.

¡Aviso! Praia Grande tiene mucha playa, pero poco aparcamiento, así que no vayas muy entrado el mediodía porque tendrás que esperar bastante.

Nos habíamos quedado con ganas de más en Cascais, así que repetimos; ver atardecer en esta bahía es un regalo enorme para cualquier viajero. Tras la cena, nada como un paseo por la Marina de la ciudad y la gran Fortaleza de Nossa Senhora da Luz. Este fuerte está en la Ciudadela y se empezó a construir en el siglo XV para defender la costa y la entrada del río Tajo.

Día 5. Tavira y vuelta a España.

¡Qué difícil nos resulta siempre la vuelta! Lo mejor es coger mucha energía desayunando en la preciosa Quinta das Murtas y poner rumbo a Tavira, donde un escenario de barcas de pescadores nos esperaban para almorzar (te recomendamos comer en alguno de los restaurantes de Santa Luzia) y continuar nuestro recorrido hasta casa.

Santa Luzia, Tavira

Hay mucha información que extraer y organizar y prometemos desmenuzar los imperdibles de nuestra ruta. Más abajo tienes un mapa con cada una de nuestras paradas y en IGTV tenemos un vídeo con imágenes brutales.

Para que acercarte aún más a nosotros, te dejamos el siguiente vídeo de nuestro recién estrenado canal en YouTube. Por supuesto, si te suscribes, ¡te esperamos encantados!

Son muchas sensaciones, detalles, sitios bonitos, rincones con mucho encanto, ese aire nostálgico que tiene cualquier zona del país del fado… Volvemos cargados de felicidad, acariciando ahora cada foto y soñando nuevamente con la próxima ruta. ¡Portugal, qué hermosa eres!

Deja un comentario