Castilla y León, España, Europa, Viajes

Guía de Salamanca. Ruta para descubrir la Ciudad Dorada


Qué ver y qué hacer en Salamanca, andar entre sus leyendas, leer su historia o comer en sus restaurantes. Esta guía te enseña mucho más. Esta guía es para descubrir Salamanca, pasearla, degustarla, olerla y en definitiva, sentirla. ¡Esta es la guía más inspiradora para descubrir Salamanca! (Mapa incluido)

Guía de Salamanca

Ruta para descubrir la Ciudad Dorada

Vacceos, romanos, arte barroco, referencia universitaria en decenas de países, Patrimonio de la Humanidad… A lo largo de su historia, muchas son las claves que han llevado a la ciudad a ser aclamada histórica, gastronómica, académica y culturalmente en el mundo entero.

Plaza Mayor

Estamos ante el corazón de la ciudad, donde el trasiego mantiene viva la arcada de esta majestuosa plaza del maestro Alberto Churriguera. La belleza de este espacio reside en la armonía de sus soportales, custodiados en todo momento por el barroquismo.

No hay horas del día que apaguen la belleza de la Plaza Mayor, aunque quizás el momento más aconsejable para disfrutarla sea bien entrada la noche, cuando la iluminación nocturna deja ver cada detalle que las sombras del día no permiten y disminuye el paso de los turistas. ¡Una vuelta y vista 360 grados sobre tus pies es imprescindible!

Plaza Mayor de Salamanca desde Restaurante Tapas Gonzalo

No olvides reservar mesa en Restaurante Tapas Gonzalo, donde las alcachofas con jamón están exquisitas y la torrija como postre alcanza la gloria de cualquier paladar. Pero, ¿qué ocurre si a ello le sumas las vistas de la Plaza Mayor? Pues una experiencia victoriosa en gastronomía está asegurada.

Cerro y Convento de San Vicente

Descubrimos la cuna de Salamanca tras el paso por el Cerro de San Vicente, en la zona alta de la ciudad. Además de una panorámica de la ciudad, conocemos los orígenes de la misma, que se remontan a la Edad de Bronce, con una posterior repoblación en la Edad Media, un convento, una primera comunidad universitaria, la defensa más destacada durante la Guerra de la Independencia… ¡Causa-Efecto! Necesitamos conocer el Cerro de San Vicente para entender el alcance actual de Salamanca. (Puedes concertar visita aquí)

Orígenes, Cerro de San Vicente
Vistas desde el Cerro de San Vicente

Universidad de Salamanca y Teresa de Ávila

Se trata de la más antigua de España aún en activo. Esto requiere una publicación individual con el fin de detallar y más adelante la escribiremos. Ahora bien, habrás oído hablar de la rana y el astronauta, dos famosos relieves que se encuentran en la famosa Puerta de la Universidad. ¡Lo encontramos! Aunque hay algunos detalles que encontramos mucho más interesantes.

Un ejemplo de ello surge si hablamos de Santa Teresa de Jesús (también conocida como Teresa de Ávila), a quien la Universidad le concede en 1922 el título de Doctor Honoris Causa, estando Don Miguel de Unamuno como Vicerrector y siendo la primera vez que se otorga a una mujer y cuyo pergamino de encuentra en la Capilla de San Jerónimo de la Universidad. Este acontecimiento sirvió para allanar el camino a las mujeres venideras y potencialmente doctoras, título, hasta el momento, reservado a los hombres.

Detalle exterior desde la Puerta de la Universidad de Salamanca

Nuestro hotel en Salamanca: inmejorable ubicación y estética, con una bonita simbiosis entre el antiguo palacio del siglo XVI y el hotel en la actualidad. Nos alojamos en el NH Collection Palacio de Castellanos, donde disfrutas de los mejores amaneceres y atardeceres sobre el Convento de San Esteban.

Casa de las Conchas

Su arquitectura gótica la convierten en una de las visitas imprescindibles de la ciudad. Es la concha el símbolo principal de su ornamentación, que bien la calificaríamos, personalmente, como la Casa de la Poesía, ya que su belleza es similar a la de unos preciosos versos.

Pórtico del patio interior de la Casa de las Conchas

Scala Coeli o Escalera al Cielo

No existe viajero que se resista a este espacio. Se trata de descubrir la historia del Colegio Real de la Compañía de Jesús y posterior subida a las Torres de la Clerecía, uno de los momentos cúlmenes de tu paso por Salamanca.

La subida por las escaleras del campanario entre las torres es una experiencia de gran valor, ya que el fin es disfrutar de una de las mejores panorámicas del casco histórico de la ciudad.

Torres de la Clerecía

Iglesia de la Vera Cruz

Cobija a la Hermandad de la Vera Cruz, la más antigua de Salamanca y en su interior se encuentra uno de los retablos barrocos más bonitos de España. Quizás deba su peculiaridad, entre otras cosas, a la Capilla de los Dolores que hay en su interior, decorada también con motivos barrocos.

Retablo de la Iglesia de la Vera Cruz

¿Show cooking? Hacer un alto en la ruta y disfrutar de una degustación en la Casa de la Tierra antes de continuar descubriendo Salamanca es la única opción si quieres probar la mejor carrillá de Castilla o hacer una gran cata de vinos.

Convento de Santa María de las Dueñas

Siempre lo recordaremos con una apacible sonrisa, ya que una Hermana, a nuestra llegada, nos instó a promocionar la ciudad “porque hace mucha falta“. Es un espacio dedicado a la oración y retiro, con una incalculable paz en su interior.

En su interior, hay una sala dedicada a Sor Teresa Chikaba, conocida como “la negrita”, una posible princesa africana tomada como esclava. Se trata de la primera monja de raza negra en un convento de clausura de España.

¿Te gustas la repostería conventual? No olvides comprar antes de salir un surtido de pastas de este Convento de las Dueñas.

Convento Santa María de las Dueñas
Arco porticado del Convento de Santa María de las Dueñas

Museo Casa Lis

No somos especialmente amantes de los museos, pero éste es diferente. Te hablamos de la combinación perfecta de Art Déco y Art Nouveau, con una colección de muñecas de alto valor en su interior y unas pinturas flamencas para llenarte las retinas de arte y color.

¿Qué convierte al Museo Casa Lis en un espacio singular? Las coloridas vidrieras embriagadas de azul que cobijan la sala y entrada principal y las que se encuentran en la primera planta son el escenario perfecto para cualquier instagramer que se precie. Tampoco dejes atrás tomar un café en su cafetería, donde encuentras una visión diferente de Salamanca.

Vidrieras del Museo Casa Lis

Ierónimus

Una Catedral se bifurca en dos. Es así como Salamanca te enseña la Catedral Vieja y la Catedral Nueva, que muestra la evolución vivida por la ciudad. De la creciente comunidad nace la necesidad de una Catedral mayor, con espacio para más fieles y mayores rituales.

Ierónimus, Catedral de Salamanca
Paseo por las Torres de la Catedral

Uno de los momentos álgidos de la Ruta para descubrir la Ciudad Dorada es Ierónimus, la subida a lo más alto de las torres medievales. Desde aquí contemplas los arbotantes característicos del gótico a pocos metros de ti. Además, este paseo se convierte en una gran experiencia donde disfrutar de la panorámica nocturna más increíble de la ciudad.

Juego de luces y música, Ierónimus

Ierónimus es aún más. En su interior, un juego de luces y música provoca que vibres frente a la gran naveta central de la Catedral. ¡Una vivencia imprescindible para sentir Salamanca!

Terminar el día en Restaurante Lis, con una copa de vino y una sardina rellena de migas como propuesta gastronómica, junto a la Catedral de Salamanca, es la guinda de este gran pastel.

El Pozo de Nieve del Convento de San Andrés

No puede faltar en esta ruta la visita al Pozo de Nieve del antiguo Convento de San Andrés, haciendo especial hincapié en la galería subterránea con paredes “vivas”.

Vistas desde el Pozo de la Nieve

Convento de San Esteban

Siendo uno de nuestros espacios favoritos, los dominicos se instalaron en la ciudad a medios del siglo XIII el convento anterior en esa misma ubicación, destruido para construir éste.

Atardecer sobre el Convento de San Esteban desde NH Palacio de Castellanos

La peculiaridad de la fachada o puerta principal es su estilo plateresco y los arcos de medio punto que conforman el pórtico de aires renacentistas. Su localización y su luz lo convierte en una visita adecuada para los amantes de la fotografía.

Convento de San Esteban
Claustro del Convento de San Esteban

Convento de Santa Clara

Uno de los grandes tesoros que guarda en su interior es el retablo mayor, de Joaquín de Churriguera. La restauración llevada a cabo por la Fundación Las Edades del Hombre ha permitido admirar pinturas murales de los siglos XIII-XIV.

Comprendes aún mejor los cambios sufridos por el convento al subir a la plataforma existente sobre la bóveda de la iglesia, donde se aprecia el artesanado del antiguo techo, aún más bello si cabe.

Antiguo artesonado del techo del Convento de Santa Clara

¿Finalizamos la ruta con una propuesta gastronómica inmersa en el casco histórico de Salamanca? Sentarse bajo la bóveda de Oroviejo para degustar la cocina del vanguardista Héctor Carabias es el broche de oro de esta ruta.

Calles de Salamanca

De Salamanca aprendimos que las coplas son más auténticas si las canta Rafael Farina, que los atardeceres cobran vida desde el Palacio de Castellanos, que desentrañas el paladar de los mejores cocineros, que las luces hacen magia en Ieronimus, que Teresa de Ávila allanó a las mujeres el camino del conocimiento, que una Catedral se bifurca en dos fuentes de inspiración, que las vidrieras de Lis colorean el cielo salmantino y que para descubrir una ciudad hay que sentirla. ¡Gracias, Salamanca!

2 comentarios en “Guía de Salamanca. Ruta para descubrir la Ciudad Dorada”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s