España, islas canarias, Viajes

Gran Canaria en cuatro días: itinerario de viaje


Viajar a Gran Canaria es buena idea sin importar el mes porque tienen un clima que muchos quisiéramos. Muchos viajeros deciden dedicar su viaje a Tenerife, pero nosotros nos decantamos por Gran Canaria por recomendación de una pareja muy viajera. Ver Gran Canaria en cuatro días no es mucho tiempo si quieres conocer a fondo la isla, pero es suficiente. En esta entrada te contamos cosas qué ver y qué hacer en Gran Canaria en un viaje de cuatro días (mapa incluido).

Gran canaria en cuatro días: itinerario de viaje

Día 1. De Mogán a Maspalomas

Pudimos captar la esencia de este puerto con solo unas horas. Las casas blancas adornadas con alegres flores, pequeños puentes de madera entablados con un encanto singular, playa de fina arena, barcos navegando casi en la orilla… Mogán tiene un puerto rico y no sólo por el arroz meloso de sus restaurantes, sino por la tranquilidad y belleza de sus escasas pero encantadoras calles. Como dice un eslogan, ¡paraíso para tus sentidos!

puerto de mogar que ver y que hacer en gran canaria

Maspalomas es ya aconsejable por el simple hecho de hacerte la foto rodeado de un gran desierto junto al océano. ¡Es genial!

Día 2. Del Crazy Boat a Roque Nublo

Llegó el segundo día en Gran Canaria y empezamos la mañana con sorpresa. La primera noche nos comentaron que tenían preparado algo diferente para nosotros, así finalmente terminamos en Anfi montados en un crazy boat.
Súper recomendable y muy divertido, lo pasamos genial. Para los que no sabéis de qué se trata, podría de resumirlo en una súper colchoneta redonda para cuatro, tirada por una lancha cuya intención es que te estrelles contra el agua una y otra vez.

Recomendación: estuvimos viendo la isla corazón de Anfi y fuimos a darnos un baño a la playa de Amadores, antes de almorzar en uno de los restaurantes más peculiares de la isla: La Vaquería, en Arinaga.

Ya aquí probamos, por fin, las auténticas papas con mojo picón, nada que ver con las que comemos en la península. Ellos son los expertos, no cabe duda. El comedor es encantador, muy vegetativo, el personal súper amable (como “todos” los canarios) y la comida excelente: la ropa vieja, el cochino negro y los postres de diez.

Hay mucha diferencia entre el turista y el viajero. Ana y yo hemos visitado países de ambas formas y nos gusta más ser viajeros. No es lo mismo seguir a un guía turístico que te lleva cómodamente al destino y descansa para hacer la típica foto a echarte la mochila a la espalda y caminar sin saber si vas bien orientado o no, si llegarás a tiempo o sigues el recorrido correcto, etc.

Cuando somos viajeros nos sentimos más libres e incluso más espirituales con el hecho de conocerse a sí mismo, reflexionar en silencio durante horas mientras caminas… Nosotros intentamos ser más viajeros que turistas.

Así nos sentimos en la otra mitad de nuestro segundo día en la isla. Después de almorzar en La Vaquería y tomar un café bombón en un café del paseo de Arinaga, nos subimos al coche y nos adentramos en el corazón más abrupto de Gran Canaria.

Después de un buen rato bordeando pequeños pueblos pintorescos, llegamos a una mini zona de aparcamiento del Parque Rural del Roque Nublo. Aquí dejamos el coche y caminamos unos 40 minutos aproximadamente (cuesta arriba, todo hay que decirlo) hasta llegar a la base.

Básicamente y en resumen, deciros que es un monumento natural de origen volcánico y lugar de culto aborigenGabi y Ro, nuestros amigos anfitriones y pareja viajera, están en forma, son unos triatletas de matrícula de honor pero nosotros… ¡Sin aliento!

La caminata fue una maravilla por las vistas y cuando llegamos a la base del Roque Nublo y lo bordeamos un poco, quedamos impresionados. Quedamos atónitos ante tanta belleza; un marco natural espléndido con la silueta del Teide como protagonista.

Día 3. De Las Canteras a Vegueta y Triana

Nuestro tercer día en Gran Canaria fue tranquilo, pero productivo. Por la mañana dimos un paseo por Playa del Inglés y estuvimos un rato en la piscina del hotel. Después de almorzar, nos recogió nuestra amiga y fuimos al norte de la isla, a Las Palmas.

Dimos una vuelta por la Playa de las Canteras, donde picamos algo en el mismo paseo marítimo. En resumen, os contamos que el nombre de esta playa se debe a que la roca que está en paralelo con la orilla fue explotada como cantera y se usó como material para la Catedral de la ciudad.

Terminamos, antes de cenar, recorriendo Vegueta, el barrio principal de la capital. Tenemos que decir que nos recordó muchísimo a Cuba, pero esto es otro capítulo que contaremos más adelante. Un encanto especial tiene la Plaza Mayor de Santa Ana donde se erige la Catedral. Las Casas Consistoriales y la Casa de Colón son otros de los edificios emblemáticos de este barrio tan pintoresco.

Llegó el final de la noche, pero cuál fue nuestra sorpresa cuando descubrimos la calle que da nombre a nuestro barrio sevillano y también a nuestro blog: Triana. Es la principal arteria del barrio y posiblemente se llame así por el nuestro. Ambos fueron barrios marineros y tras la Conquista, muchos sevillanos fueron los que vinieron a la isla.

triana que ver y que hacer en gran canaria

Día 4. De Guayadeque al Green Park

Gabi y Ro nos recogieron un día para comer en un sitio muy peculiar: el bar – restaurante El centro, en Guayadeque. El monumento natural separa Agüimes e Ingenio y tiene unos paisajes muy bonitos.

Respecto al interior del restaurante, destacamos que se trata de unas cuevas situadas dentro del propio barranco. Aquí degustamos la deliciosa morcilla dulce y la carne de cerdo frita. Después de almorzar, remojo en la piscina de nuestro hotel (el Green Park, en Playa del Inglés) y a descansar con un atardecer fantástico.

guayadeque que ver y que hacer donde comer en gran canaria

¿Qué aprendimos?

De Gran Canaria aprendimos que las largas caminatas tienen su recompensa en la base del Roque Nublo, que la diversión está asegurada en el crazy boat, la gastronomía canaria nos ha enamorado el estómago y las playas de Maspalomas, Amadores y Las Canteras nos han robado el corazón, que no importa la planificación de un viaje cuando tienes a los mejores anfitriones y que el Puerto de Mogán es el rey del arroz meloso con rabo de toro.

1 comentario en “Gran Canaria en cuatro días: itinerario de viaje”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s